lunes, 28 de enero de 2008

Nueva ruta turística y arqueológica en Lambayeque

Los cerros de Lambayeque, al norte del país, posee figuras extrañas de 2500 años de antigüedad; podrían competir con las ruinas de Machu Pichu.

El gran crecimiento del turismo en América latina en los últimos años hizo que el gobierno de Perú desempolvara uno de los más recientes descubrimientos arqueológicos en el mundo para que miles de personas puedan disfrutar de un gran hallazgo que tuvo lugar hace una década.

Por ello, una nueva ruta turística se abrirá en el norte peruano en la que se podrá presenciar el avistamiento en los cerros de Lambayeque de geoglifos de 2500 años de antigüedad, que pertenecerían al período pre-Chavín.

Los geoglifos fueron descubiertos hace una década por el arqueólogo Walter Alva, responsable del descubrimiento del Señor de Sipán, el monarca de la cultura Mochica.


Búho y águila.

Una de las figuras más destacadas es el búho mítico, que mide 65 metros de largo por 23 metros de ancho, y que fue elaborado con la técnica del mosaico, es decir, la acomodación de piedras lisas, en una de las laderas de un cerro en la localidad de La Compuerta.

Otro de los geoglifos es el águila de Oyotún, de 60 metros de largo por 50 metros de ancho, elaborada con piedras de laja, a solo nueve kilómetros del búho mítico. Además, en las laderas de los cerros del valle del Bosque de Pomac también se pueden observar "caprichosas figuras".

"Mientras no se reconozcan mediante técnicas científicas, no podemos anunciarlos como hallazgos porque podría tratarse de posibles accidentes de la naturaleza", comentó el arqueólogo Alva.

Sin embargo, otro experto responsable del Museo Bruning de Lambayeque, Jorge Centurión, afirmó a la agencia EFE, que los geoglifos permiten plantear, a manera de hipótesis de trabajo, que esa región "fue escenario de un prístino desarrollo cultural desde antes del período Formativo".

Centurión, arqueólogo de profesión, precisó que las figuras corresponderían al Formativo Temprano o pre-Chavín, con unos 2000 a 2500 años antes de Cristo. En su interpretación, los geoglifos representan a divinidades esquematizadas con ciertos atributos que eran invocadas en búsqueda de protección.

Segunda alternativa.

"Se podría retener al turista por un día más en la región y así lograr consolidarnos como la segunda alternativa turística del país", después de la ciudadela inca de Machu Picchu, en el sureste de Perú, destacó el estudioso.

La costa norte peruana, donde se encuentra Lambayeque, alberga varios complejos arqueológicos como El Brujo, Huaca Rajada y la ciudadela de barro Chan Chan, donde han sido descubiertos lujosos mausoleos durante la última década.


Fuente: La Nación (Argentina)

FOTOS RETO EN LOS ANDES